Escucha nuestras emisoras on line
Banner
Sábado, 15 de Junio de 2019 13:47


 

El nacionalista David González es el nuevo alcalde de Oliva tras un acuerdo de última hora 

En Tavernes repite Jordi Juan; en Bellreguard Àlex Ruíz en la primera parte de la legislatura;  y en Villalonga pierde la alcaldía Enric Llorca 

Imagen de archivo del Ajuntament d'Oliva. Foto: Redacción.
 

En Oliva, donde a última hora saltaba la sorpresa y el nacionalista David González era investido, de nuevo, alcalde, con los 6 votos de Compromís y los 5 del PSOE. Los socialistas han decidido aplicar el Pacte del Botànic esta misma mañana, antes del acto de investidura, al visualizar que Compromís iba a rubricar un acuerdo con Projecte para formar gobierno. Así pues, sin un acuerdo cerrado de por medio, los 5 concejales del PSOE han votado a González, mientras que el resto de formaciones que integran ya la nueva Corporación se han votado a sí mismas.

 

 

También la alcaldía en Tavernes continuará en manos de los nacionalistas, donde Jordi Juan ha sido investido como alcalde, pero en minoría.  Las negociaciones con el resto de fuerzas políticas no han llegado a fructificar, pero el líder de Compromís en Tavernes tenía asegurado el cargo al haber anunciado ya los socialistas que iban a permitir que gobernara la fuerza más votada. De este modo, cada formación se ha votado a sí misma, con lo que los 8 escaños de los nacionalistas han sido suficientes para permitir que sigan una legislatura más al frente del Ayuntamiento vallero, pero con la necesidad de apuntalar sus políticas con pacto y diálogo con otros partidos.

 

 

En cuanto a Bellreguard, prácticamente ha calcado la misma fórmula que ya se aplicó en la anterior legislatura, pero con algunos cambios. Y es que los nacionalistas han recibido los votos del PSOE, siguiendo las directrices del Pacte del Botànic, por lo que Àlex Ruiz ha sido investido como alcalde de la localidad. El pacto con los socialistas establece que esta primera parte de la legislatura le corresponderá la alcaldía a Compromís, que deberá ceder la vara de mando al PSOE cuando falte un año y medio para finalizar el mandato. El PP se ha votado a sí mismo en la sesión de investidura.

 

 

Donde no se ha aplicado Pacte del Botànic ni nada que se le parezca es en Villalonga, donde el acuerdo entre todas las fuerzas políticas ha permitido sacar de la alcaldía al socialista Enric Llorca, a pesar de haber sido la fuerza más votada, pero en minoría. De este modo, en Villalonga gobernarán los nacionalistas, que han podido sumar los 2 votos del PP y los otros 2 de Fer Poble para hacerse con la alcaldía.

 

 

 

 
 [ Otras noticias de SER ]     

 

 
Copyright Radio Gandia S.A.: 2011